El inalienable derecho a pataleo

Fecha Publicación: 11/12/2016

Se ha venido denunciando reiteradamente al centralismo- a tal punto que pareciera contumacia- por decisiones tomadas por acuerdos negociados entre empresas, a espaldas de los posiblemente afectados, rutinariamente acompañadas de tentadoras promesas de grandes ventajas para los locales; como generación de empleo, creación de infraestructura y generación de otros ingresos asociados a la actividad, en claro contraste con el ocultamiento de los eventuales problemas o inconvenientes que el proyecto en cuestión pudiera generar.

Aunque sea molesto, por lo reiterativo, no es posible dejar de insistir en la necesidad de las buenas prácticas empresariales, entre las cuales está la de armonizar sus intenciones con quienes resulten involucrados, no parece lógico que una y otra vez se ignore este importante aspecto de la gestión de proyectos, generando la predecible dinámica de rechazo que se observa frente a proyectos indispensables pero potencialmente lesivos, como pudieran ser aquellos de generación de energía.

Los derechos de los ciudadanos no pueden ser ignorados, ni estos últimos parecen estar disponibles para que esto ocurra, menos en tiempos de desconfianza. Los planes que nos afectan a todos deben ser conocidos, escritos en letra grande, este país seguirá aquí cuando los ocasionales usuarios hagan mutis por el foro, la idea es que lo que quede de él sea a lo menos igual a como estaba, aunque por supuesto sería recomendable que quedara mucho mejor. Las urgencias deben ser cambiadas por los diálogos constructivos, las trincheras por puentes de mutua confianza, se ve difícil, pero por algún lado habrá que empezar, podría ser mediante la mutua sinceridad y las cartas sobre la mesa.



PROCOPIO
 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF