Invertir en el recuerdo urbano

Fecha Publicación: 10/12/2016

El progreso ha cambiado la cara de la ciudad, hasta estar casi desconocida para sus vecinos antiguos que de pronto ya no están seguros de sus caminos para entrar y salir, perdidos en tréboles y autopistas con pocos indicios.

Es cierto que numerosos edificios desafían la tendencia a las periódicas sacudidas del piso, pero se han ido otros que albergaron la próspera y ahora esmirriada industria de la ciudad. En julio de este año, los vecinos de Pedro del Río observaron con nostalgia el desmantelamiento del Molino, parte del antiguo "barrio industrial" de Concepción de inicios del siglo XX, que albergó a la Maestranza de Ferrocarriles, la fábrica de panderetas y tubos de cemento Grau, la fábrica de carrocerías LR, cerrada el año pasado, una fábrica de vidrios y una gran barraca.

Una organización de personas vinculadas al área de la arquitectura, artes, sociología e historia, han conformado un grupo multidisciplinario, Patrimonio Industrial Bío Bío, para preservar la valoración del patrimonio industrial en la provincia y generar propuestas concretas de recuperación y reconversión de estos lugares, patrimonio histórico ligado a la actividad Industrial desarrollada en la Provincia de Concepción, desde el siglo XIX hasta la actualidad, en vías de desaparecer.

Los conglomerados urbanos nacientes, trepando cerros o nivelando otros tantos, no tienen historia, pero la vieja ciudad sí tiene y mucha, su valor es inestimable, nos deja en contacto con las huellas de quienes lucharon por hacer la ciudad, en tiempos olvidados. Preservar ese patrimonio es proteger nuestra identidad, caminar en sentido contrario al olvido y la indiferencia, que a diferencia de lo anterior ofrece la tentadora posibilidad de no realizar esfuerzo alguno, viviendo, sin raíces, en cualquier parte.

PROCOPIO


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF