Visibilidad de los medios regionales

Fecha Publicación: 28/11/2016

Las regiones no tienen, para efectos prácticos, una prioridad simétrica en las preocupaciones del Estado, en orden de magnitud, sus problemas, aún los mayores, no tienen parecido peso a aquellos presentes en la Región Metropolitana, aún los menores. Sus aspiraciones ceden frente a urgencias de menor envergadura, pero ubicadas en la capital de la República, con el equívoco criterio del mayor impacto por cercanía, más próximos al sitio donde se concentra la mayor parte de la población chilena y, por lo tanto, la mayor cantidad de eventuales votantes.

La mega urbe continúa fagocitando terrenos y recursos, a costa de restar estos últimos de otros sectores del territorio nacional, sin real conciencia de estadistas que se atrevan a levantar la vista del horizonte inmediatamente próximo y visualizar un país que puede crecer armónicamente, tanto en la cabecera como en la periferia, y dejar de apostar a la evolución de otro país dentro de Chile, por poco ajeno al común de la realidad nacional, que en el caso de las regiones apenas intuye y, por supuesto, desconoce. 

No está ajena a esta crónica falencia la prensa regional, que se debate ante realidades demandantes y un escenario de extrema complejidad, aun así lidera las dinámicas necesarias para cambiar este paradigma negativo. Al finalizar el XXVI Encuentro de Diarios Regionales organizado por la ANP y el diario La Tribuna en la ciudad de Los Ángeles, hace algunos días, se redacta un documento que en parte renueva este compromiso.

Inicialmente, los Diarios Regionales hacen un llamado a todos los que ejercen cargos públicos, a los líderes políticos, sociales y religiosos y a todos los formadores de opinión para mejorar el clima de diálogo, entendimiento y búsqueda de consensos en nuestro país. La declaración enfatiza que el desarrollo de Chile es una tarea que compete a todos, por lo que es indispensable cuidar nuestra convivencia democrática, nuestras instituciones y el debate público.

En el mismo contexto, la declaración de los diarios regionales reitera impulsar iniciativas que generen dinámicas tendientes a crear mayores espacios de descentralización, que incluyan a todos los sectores para lograr un mayor compromiso de los ciudadanos con la política y con el desarrollo regional, ofreciendo nuevas instancias de participación ciudadana para permitir de esa manera un desarrollo equitativo de todos los chilenos.

No escapa al análisis de los medios regionales la grave situación de violencia rural y urbana que se ha venido desarrollando en la Región de la Araucanía y que lamentablemente se está extendiendo a la Región del Bío Bío, convocando a las autoridades políticas para adoptar medidas eficientes ante la acción organizada de grupos violentistas que afecta no sólo el ejercicio de los derechos más básicos de sus habitantes, sino que también hace de la tarea de informar una actividad de alto riesgo. Se exige, en consecuencia, la concreción de medidas que garanticen la seguridad e integridad de los trabajadores de los diversos medios de comunicación social, que actualmente arriesgan su vida por cumplir con su misión de informar a la ciudadanía.

Los diarios regionales cumplen una labor indispensable, tanto para la identidad de las regiones, como para la defensa y lucha por los derechos de quienes en ellas habitan y desarrollan sus proyectos de vida. Son, en ese sentido, un valorable bien común. 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF