Maltrato infantil, la legislación pendiente

Fecha Publicación: 24/11/2016

Está pendiente la llamada "Ley Santiago" que propone pena de cárcel que va desde los 2 a 5 años en los casos de maltrato a niños, la que aumentaría de 5 a 8 años en caso de existir una relación de confianza entre el maltratador y su víctima.

 

No está en la idiosincrasia nacional la duración de la memoria, en cierto modo muchos de los ciudadanos parecen tener déficit atencional, los problemas que les provocan transversales y fuertes manifestaciones de repudio, suelen ser seguidos de un rápido estado de olvido. Un factor que muchos funcionarios y políticos conocen muy bien, y por lo tanto, han aprendido a dejar de prestar atención y esperar que el ruido, predeciblemente, se extinga, aun en casos de mucha gravedad, distraídos por otro incidente menor, que nunca falta.

Es el caso del Sename, un capítulo vergonzoso, que ha palidecido lentamente, como si todo, con algunas asignaciones nuevas de fondos y superficiales reestructuraciones por ver, hubiera desaparecido, con el beneplácito de quienes estaban en el centro del escenario, conminados a dar explicaciones y expuestos a las consecuencias.

No se trata solo de una repartición del Estado de Chile, los niños pueden ser maltratados en cualquier parte, una nota descriptiva del pasado mes de la Organización Mundial de la Salud hace una cruda síntesis; una cuarta parte de todos los adultos manifiesta haber sufrido maltratos físicos de niño, una de cada 5 mujeres y uno de cada 13 hombres declaran haber sufrido abusos sexuales en la infancia. 

Según estudios de Unicef, en América Latina 6 millones de niñas y niños son agredidos severamente por sus padres o familiares y 85 mil mueren cada año como consecuencia de estos castigos. En Chile, el 73,6% de los niños y niñas sufre violencia física o sicológica de parte de sus padres o parientes. El 53,9% recibe castigos físicos y un 19,7% violencia sicológica. 

En el nivel socioeconómico alto es mucho más frecuente que los padres maltraten sicológicamente a sus hijos, aunque también los castigan físicamente. En el estrato socioeconómico bajo, son más frecuentes los casos de violencia física leve y grave. Así, más del 31% de los niños que son atendidos por el Sename ha sido víctima de maltrato, considerando casos leves hasta los más graves. El 14% de los ingresados por esta causa fueron niños y niñas que no superaban los 6-7 años.

Las consecuencias del maltrato infantil se hacen visibles a mediano y largo plazo en el desarrollo sicosocial y físico de las personas. Es probable que detrás de problemas de aprendizaje, de comportamiento y agresividad se escondan situaciones de maltrato físico, abuso o abandono Un niño maltratado podría llegar a ser un adulto maltratador y violento, estableciéndose un doloroso círculo vicioso de perpetuación de una conducta social destructiva.

Las causas y motivos del maltrato infantil son complejas, tanto como su estudio y control, la información nacional e internacional es por lo general parcial y variable, según las características de los estudios. Lo que está claro es que no puede seguir, porque es la introducción a otras formas de violencia y maltrato.

Está pendiente la llamada "Ley Santiago" que propone pena de cárcel que va desde los 2 a 5 años en los casos de maltrato a niños, la que aumentaría de 5 a 8 años en caso de existir una relación de confianza entre el maltratador y su víctima, como en caso de un pequeño maltratado por su cuidadora, incluye la creación de un listado de agresores para público dominio y las precauciones que corresponda tener. Reposa en el Senado, como si no fuera urgente, como si no importara. A la espera de las próximas víctimas.


 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF