Urgente solidaridad con los niños

Fecha Publicación: 20/11/2016

En julio de este año, tras ocho años en Chile, 45 niños palestinos que llegaron en calidad de refugiados, pudieron acceder a la nacionalidad tras una modificación a la ley. Este es el primer grupo de menores en recibir este beneficio, que los confirma como ciudadanos chilenos. 

Pudo haber sido solo una noticia, pero muestra una realidad que muchos han elegido desconocer, por cruel e insoportable; niños que resultan afectados brutalmente por las guerras. En este caso, quedaron sin patria, en una frontera de nadie, se instalaron dormitorios improvisados, carpas y gran parte de sus nuevos habitantes se encontraba sin papeles, apátridas desprotegidos en un campamento precario en todo sentido.

El pasado viernes, el Centro Árabe de Concepción, invitó a toda la comunidad regional a sumarse y participar en "la noble tarea de reunir fondos e ir en ayuda del máximo número de niños y niñas en Palestina, con el único objetivo de apoyar su educación y que les permita soñar en tener un mejor futuro en sus vidas", una iniciativa que se ido consolidando con el paso de años, los gracias al compromiso de los organizadores.

La solidaridad debe tener los brazos tan largos como amplios, para apoyar a estos niños y a los niños nuestros abandonados por todos, a los ya albergados pero insatisfactoriamente, a los niños con necesidades especiales, para asegurar un futuro de buenas personas, sensibles y capaces de mejorar un mundo hostil. 

Muchas veces las necesidades son las más básicas, uno los niños nacionalizados comentaba; "lo que más me gusta es que uno nunca tiene miedo de salir a jugar".

PROCOPIO
 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF