Turismo sustentable para la Región del Bío Bío

Fecha Publicación: 31/10/2016

Puede que sea uno de los sueños de más larga data, pero el destino turístico de la región del Bío Bío es una profecía por cumplirse, salvo que la proverbial secuela de proyectos endebles se encargue de alejar su cumplimiento, hasta transformarse en una suerte de espejismo anecdótico y desalentador de nuevos iluminados.

Haciendo una apretada síntesis, no se pueden ignorar las cosas que han cambiado para bien, tenemos otras carreteras, otras tecnologías, los puertos han experimentado saltos cuánticos en calidad, la conciencia del potencial mercado, otro tanto y, sin embargo, el turismo está perpetuamente al debe, se repite el comentario de ciudad para la corta estadía, hacer un negocio y huir, la dificultad de una ciudad ramal de las supercarreteras, una deliberada distracción del recto camino.

Hay, a pesar de todo, signos poderosos de buen augurio, como la llegada del crucero Le Soleal, el primero en recalar en la Región desde el terremoto de febrero de 2010. Leer esta línea no revela nada de particular, salvo que se piense en lo que tiene que tener un puerto para que una nave de esas características pueda efectuar una pausa en su recorrido.

En términos concretos, fueron necesarios seis años de reconstrucción y una inversión de US$ 15 millones, para dejar el Terminal Portuario de Talcahuano en condiciones de recepcionar esta nave, después de un a gestión realizada en conjunto con la dirección regional de Turismo y la Municipalidad de Talcahuano. Una visita precedente del Sea Trade, el Congreso Mundial de Cruceros, fue la instancia para dejar en evidencia que este puerto regional se había recuperado y estaba en condiciones de ser incluido en los circuitos. 

El Seremi de Economía, Fomento y Turismo, Iván Valenzuela, considera muy importante la llegada de estos cruceros a la zona, considerando que sus pasajeros y tripulantes movilizan la economía local a través de la oferta turística y gastronómica de la zona, razón por la cual se debe apoyar a los pequeños y medianos empresarios, se destaca que en los últimos 12 meses este tipo de actividad ha aportado con 4 mil nuevos puestos de trabajo.

Una gestión de parecida naturaleza se realizó entre las autoridades correspondientes de la región con el subsecretario de Turismo de Neuquén, para lanzar la primera guía binacional de Bío Bío y Neuquén, con el propósito de compartir mercados para turistas, trabajando en circuitos integrados que permitan vender la Patagonia como un solo producto. Los representantes del Complejo Turístico Curalemu de Antuco, muestra optimismo al observar el incremento de turistas que llegaron desde Argentina el último verano.

Un comentario casi entre líneas, resulta sin embargo preocupante, los turistas, dado la cercanía con el aeropuerto pueden salir rumbo a Santiago y conexiones, una voz de alarma en relación al peso específico de la región como lugar turístico y no sitio de paso.

Transformarse en un destino en sí misma requiere de un esfuerzo mayor, que pasa por la formación de recurso humano y transformación de la infraestructura. La sola y emocionante belleza regional puede dejar de ser atractiva si no es acompañada de una excelente relación precio calidad, añadida a la atención cordial y profesionalizada, como los mismos expertos tienen claro, el mejor marketing es la recomendación personal de los visitantes. El turista no suele dar segundas oportunidades.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF