A la búsqueda de gente decente

Fecha Publicación: 30/10/2016

Se ha publicado un libro de título convocante, si el contenido es lo que da a entender, debería ser un súper ventas, ya que es justo lo que está haciendo falta; "Curso urgente de política para gente decente", a lo mejor no solo políticos, que por su condición de permanente exposición deliberada son los más visibles, sino todos los demás de cuyas decisiones depende el destino de muchas personas, las que sufren las consecuencias, sin siquiera intuir a que distancia están las manos que mueven los hilos.

Lo que está claro es que estamos en momentos turbulentos, agitaciones comprensibles cuando la gente percibe que se les mueve el piso, en este caso la confianza que habían depositado en las autoridades elegidas y la creciente sospecha que los afanes de éstas no van en la dirección que se había ofrecido. Se les descubre ingresando en cajas negras, de las cuales emergen, ausentes de rubor, con amigos nuevos e incomprensibles y con recursos inexplicables. Tiempos cuando la gente de todas las edades se ve amenazada por la fuerza de las malas palabras que se repiten, corrupción, injusticia, impunidad, entre otras de un bochornoso conjunto.

Cuando las circunstancias registran aumento de las zonas tenebrosas en el quehacer cotidiano de las instituciones y de los que aparecen, no siempre justificadamente, como sus conductores, entonces lo que el instinto aconseja, es cambiar los requisitos, ya no se trata solo de los galardones académicos, ni la experiencia, o las evidencias de una inteligencia bien por encima de la normal, se busca, por sobre todo aquello, pureza de alma, recto proceder, ganas de trabajar honradamente por los demás, se necesita, urgentemente, gente decente.



Procopio


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF