Las dificultades de pensar en grande

Fecha Publicación: 27/10/2016

Conversando se entiende la gente, es posible que mediante el mismo método deje de entenderse, pero en el juego de tratar de acercar las partes estos ensayos son lícitos, ya que a veces, aleatoriamente, dan excelentes resultados. Así debe haber ocurrido en las conversaciones ente las autoridades trasandinas y las nuestras para hacer una constructiva perforación en la cordillera de los Andes a la altura de Coquimbo.

El proyecto se comenzó a conversar por primera vez en 1998, la idea es construir un túnel que conecte la provincia de San Juan con la ciudad aludida para facilitar el comercio de bienes y servicios entre los dos países. Como este proyecto se encuentra más lejos de Santiago que lo conveniente, tomó veinte años hacer algo al respecto, poco, conociendo otras iniciativas y su cruel destino. Seguramente ha de haber una relación directamente proporcional entre la distancia de una región con la capital del reyno y el tiempo que transcurre para que las propuestas resulten. 

Se puede hablar de sana envidia, por el éxito de esta iniciativa, que por lo menos ya tiene el compromiso de las autoridades de seguir de cerca el "proceso de precalificación para el diseño y la construcción".

Debe ser la distancia hacia el sur la que complica las cosas para la región nuestra, que se encuentra reclamando por el paso Pichachén desde antes de la Independencia, cuando Don Luis de la Cruz informa al cabildo penquista, en memoria del 12 de junio de 1810, sobre la conveniencia de construir este paso entre Antuco y Buenos Aires.

A partir de allí hay un rosario de incidentes históricos resultantes en cero. Son los riesgos de pensar en grande cuando hay mucha gente de mente chica.



PROCOPIO
 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF