Se demuele la Muralla China

Fecha Publicación: 24/10/2016

Tener noticias publicables es una tarea tan apasionante como irregular, en el sentido que a veces hay muchas y otras, poco o nada. Para el ciudadano común y corriente, que puede vivir sin ellas, y a veces, dado el camino que llevan los acontecimientos, mejor que no pase nada. Circunstancias de muchas o pocas novedades no implican impacto directo en su vida, pero para los periodistas sí. 

Se dice que cuando el diablo no tiene nada que hacer, mata moscas con la cola. Eso es lo que les pasó a cuatro periodistas de cuatro periódicos diferentes de Denver. Ante la escasez de novedades, decidieron inventar que los chinos derribarían su célebre Muralla, partiendo de la base que nadie dudaría si la noticia aparecía simultáneamente en todos los periódicos locales.

Así se hizo, el 25 de junio de 1899, los cuatro diarios con ligeras variaciones, titularon "Gran Muralla China derribada, Pekín se abre al comercio mundial". La noticia recorrió EE.UU de costa a costa y se publicó en muchos otros medios, incluso algunos agregaron datos de su propia cosecha, con declaraciones de autoridades chinas, indicando posibles usos de las piedras para carreteras. Solo el New York Times dudó de las fuentes y la noticia desapareció de la opinión pública.

Es casi una caricatura, pero asuntos de parecido calibre circulan diariamente por las redes sociales, con la diferencia que no hay ni el tiempo ni las ganas de desmentirlas, salvo abundantes dosis de sentido común. Si el papel aguanta mucho, el ciberespacio lo aguanta todo.

La noticia que hemos tenido del acto electoral recién terminado, la caída de otras murallas, es, esta vez, la verdad pura y dura.



PROCOPIO
 


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF