Injustificable retraso en dictación de ley sobre zonas rezagadas

Fecha Publicación: 20/8/2016

Qué tienen en común las comunas de Cobquecura, Coelemu, Ninhue, Portezuelo, Quirihue, Quillón, Ránquil, San Nicolás y Trehuaco, sería una excelente pregunta para los estudiantes de enseñanza media, y posiblemente también para algunos legisladores. La respuesta es que todo ese conjunto de nueve comunas de la provincia de Ñuble se encuentra enmarcado en el proyecto de ley sobre Zonas de Rezago, como ocurre con otras comunas de la provincia de Arauco, el cual fue anunciado por la Presidenta Michelle Bachelet en mayo de 2014 y recibida con general beneplácito.

Sin embargo, como suele suceder cuando hay anuncios que benefician directamente a las regiones, deben haber surgido nuevos inconvenientes o nuevas propuestas de más rápida rentabilidad política, el hecho escueto es que si bien es cierto el proyecto tendría que haber ingresado al Congreso en diciembre del año pasado, al momento, a más de dos años del anuncio, sobre ese asunto no se ha sabido gran cosa.

Recientemente, en este mismo medio se mencionaba la declaración del diputado Manuel Monsalve, sobre el retraso de ese proyecto de ley, que afecta a la provincia de Arauco, así como a otros territorios del país. Lo que sigue, con diferentes declaraciones de los representantes parlamentarios de la zona, corresponde a la posición relativa al Gobierno de sus respectivas tiendas. 

Para algunos puede ser el Subdere, que estaría actuando con menosprecio ante una medida presidencial y a la gente, aquella que ha tenido optimistas expectativas en el proyecto, crítica a la que se suman algunos alcaldes y senadores. Uno de estos últimos, si bien reconoce la existencia de glosas presupuestarias para algunas de estas comunas, espera compromisos más formales, como el proyecto de ley mencionado, que de no ser presentado al Congreso durante la actual administración "sería una irresponsabilidad mayúscula".

El senador Felipe Harboe, aunque reconoce que el retraso es "injustificable", observa los presupuestos asignados a la provincia de Arauco, que en su criterio han estado por sobre los límites históricos, en una proyección a cuatro años, estima que habrá la mayor inversión en materia de vivienda que se haya hecho en los últimos 20 años, con la construcción de 10 mil viviendas, más otros planes de mejora en vialidad de caminos y rutas secundarias.

Para el desarrollo sostenido y programable de la Región, las glosas y otras bonificaciones u obsequios del Gobierno para acciones puntuales, no son suficientes, se requiere una ley que permita establecer metas a largo plazo y terminar con la política de tener que lograr cada avance con prolongadas rogativas, a veces condicionado con negociaciones estratégicas, quid pro quo, en traducción laxa; doy para que me des. Concediendo por gracia lo que debería entregarse por justicia.

La Región y sus representantes deben dar muestras de asertividad en este asunto, que puede quedar en silencio si no es vuelto a mencionar. Resulta incomprensible, que no hayan sido convocados los alcaldes de las comunas mencionadas, por dar un ejemplo, una omisión que pudiera estimarse como de importancia menor en esta fase de la propuesta, pero de mucha elocuencia para revelar la sinceridad y seriedad de las intenciones de cambiar la tradición de territorios descuidados en un país constitucionalmente unitario.


  Imprimir noticia   Descargar versión PDF